La filosofía del Esclavo

Lo malo no es tener políticos corruptos, chantas y delincuentes, sino que un gran sector de la sociedad les de poder a esos corruptos, chantas y delincuentes.

Justo estaba navegando en internet y me topé con un video de una mujer que textualmente pedía algo diferente a la polenta, que el gobierno debes darle otra cosa. Y si en vez de andar por los medios pidiendo algo diferente a la polenta pedimos fuentes laborales y menos presión tributaria para de esa manera poder salir a trabajar a gusto, ganar lo que nos merecemos sin ser explotados fiscalmente y así poder comprar en cada hogar lo que a cada familia se le venga en mente consumir…???

Los cortocircuitos de la idiosincrasia argentina

Claro. Esta es la idiosincrasia de un gran sector de la argentina. La auténtica filosofía del mantenido. El dogma de esperar que un presidente, un gobernador, un intendente le de algo de arriba, sin esfuerzo, sin merito, sin sacrificio. Cultura del Facilismo conformista. La mujer del video solo pide algo diferente a la polenta, no algo mejor.

Después nos quejamos de los políticos que nos gobiernan si a fin de cuenta ellos están allí porque muchos de nosotros los argentinos los hemos elegido.

Lo mismo sucede con Formosa, todos dicen Gildo sos la Dictadura, Insfran sos un totalitario ¿Pero quién diablos le da poder a Gildo el Totalitario? ¿Quiénes lo votan una, otra, otra y otra vez desde hace más de dos décadas? “Son personas manipuladas por el gobierno para votar a Insfran” ¿Y quién tiene entonces la culpa: el manipulador o el manipulado? “Pero entendé que hay fraude en las elecciones, por eso vuelve a ganar siempre” entonces no hagan más elecciones, denle la ganada de entrada nomas. Peor aún. Si la mayoría de los formoseños estarían consiente de que nadie lo voto no quedarían medianamente conformes con los resultados de cada elección. Ellos mismos son conscientes que un gran sector de la sociedad lo eligió durante los últimos 24 años. No será que los liberales y personas que aman los principios de la libertad tienen que salvar Formosa de los mismos formoseños..??? La culpa no es del chancho, sino de los formoseños que le dan de comer.

La gente no quiere ser libre, esto ya lo decía Erich Fromm en su libro “El Miedo a la Libertad”. Mucha Gente elige modelos de gobierno que piense por ellos, que administre sus vidas, sus recursos, que tome decisiones cuenta de ellos. Básicamente Gente que le tiene horror a la independencia, a la emancipación, personas que le tiene pánico a la libertad. Sí. A la libertad. Las tres únicas palabras repetidas consecutivamente de nuestro himno pero la más rechazada. Ya no somos los libres del mundo que respondemos Al gran pueblo argentino salud, ya no se oye el ruido de las cadenas rotas, más bien de grilletes muy bien asegurados atándonos a depender de seres humanos inmundos que son la casta política.

La verdad no nos hace libres

Y no es un asunto de ignorancia, es un problema ético, moral e idiosincrásico. La gente siempre supo que los políticos son unos chantas delincuentes y los servicios del Estado una porquería. Eso no es novedad. Pero dada la idiosincrasia conformista y mediocre de querer todo “supuestamente gratis” se conforman con la migaja de calidad de lo que le dan y vuelven a elegirlo… total “Es gratis”.

Yo pienso que los pequeños y grandes comunicadores de la red viven hablando de política y economía explicando las desventajas de la estatización de empresas, de las jubilaciones, el gasto público, la sobre emisión, el asistencialismo, etc…. Pero de que vale que la gente sepa y entienda esto si de igual manera se van a conformar con lo poco o lo mucho que le den. De nada sirve una propuesta liberal si no va acompañada de una autocrítica a la sociedad misma. Dicho de otra forma. LOS POLÍTICOS NO SON NECESARIAMENTE LOS MALOS, SINO LA GENTE QUE LOS ELIGE. Debemos criticar al argentino y a su paradigma de elección, la idiosincrasia desde la cual elige, invitar a la gente no a apropiarse de las ideas liberales, sino a cuestionarse las que ya tiene implantada culturalmente.

A fin de cuenta los argentinos no somos víctimas de los políticos, somos cómplices de nuestra propia decadencia. Cómplices de entregarnos atados de pie y mano a la perversión de estos parásitos chupa vida.

La idiosincrasia como estrategia electoral

Si no hay un verdadero cambio en la idiosincrasia del argentino jamás nos liberaremos del socialismo. Incluso de nada serviría que gane algún partido diferente al Macrismo o el Kirchnerismo si la gente va a seguir esperando que sus nuevos amos los mantengan.

Solo recordemos lo sucedido en el 2015. Votaron contra Cristina entendiendo que el Macrismo los iba a mantener mejor, y cuando vieron que las cosas se pusieron un poco difíciles con Mauricio volvieron a apoyar a sus amos anteriores que les volvieron a prometer asado y heladera llena, ni siquiera tenían un proyecto económico. Las ideas de campaña les salieron súper baratas.

Y si por ejemplo en el 2023 ganan los liberales de nada servirá si ese cambio político y económico no viene acompañado de un cambio sociocultural profundo en la sociedad. Porque seguirán esperando que el nuevo gobierno les de fascilismos, migajas de algún lado. No importa de dónde, pero las pedirán: “merecemos vivir de manera digna” dirán en los medios. Ya se han acostumbrado a ver como un derecho las regalías gratuitas. No importa cuánto trabajo pueda haber si huyen de la obligación de trabajar. La gente sabe más de sus derechos que de sus obligaciones. Por eso los políticos nos llaman “El pueblo” y no “Los ciudadanos” porque la idea de ciudadanía incluye en sí mismo que además de derechos tenemos obligaciones morales que cumplir, mientras que el principio de pueblo solo encasilla una identidad compartida, no una moral a cumplir. Y una vez perdidos en esas nomenclaturas, muchos se olvidan que los derechos están acompañados del deber y las obligaciones, habilitando así la inmoralidad, incluso relativizándola, tema que podría presentar en otro video.

La moral en juego

En fin. La grieta es terriblemente moral, de valores, de personas que amamos la libertad y la independencia y otros que se rigen por el dogma del esclavo, de la servidumbre al corrupto, al inmoral, al delincuente. Si la gente no piensa en que vereda moral está y se hace una autocrítica madura y profunda, simplemente nos gobernará por siempre el socialismo.

Deja un comentario